SAPERE AUDE

Quisiera hablar con las estrellas
pero no sé ni cómo empezar.
A años luz mi voz se escucha en el eco
asonante de este último Universo.

Y cuando te cuestiones algo,
primero dile que sí a la duda.
Haz de tu mente el amor y el odio
del que se crearon Casiopea y Perseo.

Una oración sin tiempo imperfecto
y de astronómico valor,
que se queda escuchando
al silencio asustado.

Sapere aude decían en Roma,
a día de hoy pensar es muy barato.
Sapere aude y todo sea
por descubrir cómo es que veo a Orión peleando.

Por descubrir si de "aude" tengo algo
en medio de tanta oscuridad.
El humano está hecho para soñar.

Si es por la fuerza de los planetas,
porque la luna esté en Cáncer,
la grandilocuencia de saber
que somos cometas.

Sapere aude decían en Roma,
a día de hoy pensar es muy barato.
Sapere aude y todo sea
por descubrir cómo es que veo a Orión peleando.

Y es cierto que la historia no terminó.
Mira las flores, el laurel, a las ninfas hablar.
Abre tu mente como Psique abrió
sus alas para volar.

Victoria

¡Hola! Soy Victoria. Nací en el 2004, natural de Fuerteventura y estudio Filología Inglesa en Tenerife. Desde muy pequeña, descubrí por mi abuelo y escritor Andrés la escritura, y con 13 años comencé a desarrollar la poesía, mi forma ideal de expresión. A los 7 años me inicié en la música, siendo el bajo, el piano y mi voz los instrumentos con los que compongo acerca de la sociedad, las estrellas, etc., dándole voz a las palabras.


Suscríbete al blog

Recibe nuevo contenido directamente en tu bandeja de entrada.

Anuncio publicitario