12/11/22

Una manzana

Me iba a comer una manzana
como si nada
o como cualquier cosa,
un acto banal...
Sin apreciar la urgencia del instante,
la eternidad del tiempo,
la nada y su verdad dichosa.
Solo,
en penumbra,
acaricié su acerada piel,
hinqué los incisivos hasta el tuétano
y absorbí su ácida alma en mi boca.
Desprendido del ansia unos instantes,
despreocupado del aldeano que me acecha,
asumo el peso de la raza humana
y devoro un planeta
sin saciar mi anhelo.
Me iba a comer una manzana
como si nada
o como cualquier cosa,
sin saber que nunca haré algo,
alguna empresa,
algún alarde
más importante.

Yann Javier Medina

Tabaiba publicará un solo texto cada fin de semana. Así ofrecemos la posibilidad de leerlo con atención, de paladearlo. Si su lectura te sugiere algún comentario puedes escribirnos a revistatabaiba@gmail.com y se lo haremos llegar a la persona autora del texto.

Anuncio publicitario