Cuando los ojos reposan
al fin sobre la hierba
sin que el corazón busque
ningún encuentro;
cuando la ilimitada
extensión del aire
es derramada e intangible esperanza;
cuando el árbol
enmudece en todas sus hojas
y ninguna voz
enturbia la soledad
en compañía de la vida;
cuando un camino sin forma
nos acoge y nos lleva
sin que una luz o alguna oscuridad
desvele el secreto
de su quietud sencilla,
de su puro movimiento.

Francisco Ramírez Viu

Poema incluido en “A la sombra de un árbol invisible” (Puentepalo ediciones, 2022).

Anuncio publicitario